EA Digital Federation

Notícias de radioafición


español
català
euskara
galego
english
français
english 2017-12-18 You are here: Home News ¿Para URE aún somos "cursis pseudooperadores de vanguardia"?

¿Para URE aún somos "cursis pseudooperadores de vanguardia"?

20 años de packet radio han dado mucho de sí, incluyendo aquella polémica Editorial de mayo de 1989. Pero, con el paso del tiempo, ¿seguiría provocando hoy en día las mismas reacciones?


Aunque el radiopaquete está clínicamente muerto (gracias a la insistencia del tándem URE-DIGIGRUP en que una reglamentación específica era necesaria), Internet ha tomado el relevo como medio escrito y de libre expresión, que permite opinar sin censuras y con apenas moderación.

Pero en 1989 las cosas no eran así para el radioaficionado español. Entonces las opiniones sólo se daban a través del órgano oficial de la asociación mayoritaria: su revista, previo filtrado por parte de sus dirigentes. Y bajo el mandato de EA1RF, persona de profusa verborrea y cerrazón a cualquier acción proviniente del exterior, las discrepancias no estaban bien vistas, aunque no podemos decir que escasearan, precisamente.

La etapa de depuración de aquellos socios contrarios a la "línea oficial" fue una de sus consecuencias, no sólo con expulsiones, sino también con denuncias ante Telecomunicaciones para apartarlos de la radio. Otra fue la intimidación a diversas publicaciones, para que no se desviaran ni un ápice de su vocación técnica pura, habiendo sido testigos de reiteradas demostraciones de seguidismo descarado, con la única finalidad de no perder clientes.

Pero controlar el radiopaquete se convirtió en un reto más difícil, porque no era de nadie y todos podían escribir lo que quisieran. ¡Incluso con faltas de ortografía!

La única solución que encontraron fue convencer a la Administración de la necesidad de dictar normas más restrictivas, alegando que a través de la radio no debían permitirse mensajes más allá de lo puramente técnico (no se podían tolerar las compra-ventas y menos los ataques a la institución).

Si bien aquella batalla la ganó el ala más retrógrada, la irrupción de internet les ha desbordado por completo, aunque digan que sólo una cuarta parte de sus socios la usan. Que, por cierto, han pasado de ser el 50% del total de radioaficionados españoles en 1989, a menos del 24% en el 2005.

En fin, que no sabemos si el resto de cosas habrán cambiado tanto desde entonces, sobre todo en cuanto a las actitudes. Pero esto ya sería otro artículo.


(Editorial URE, mayo de 1989.)

GRAMATICA, ORTOGRAFIA, SINTAXIS O LA RESPONSABILIDAD
DE HABLAR Y ESCRIBIR CORRECTAMENTE UN IDIOMA

Los radioaficionados americanos de habla hispana son celosos defensores del idioma español. Suelen llamarnos la atención a los españoles, tan dados a la frivolidad de adaptar barbarismos, aunque sean técnicos, y mejor si anglicismos. El "paquetista" no duda en incorporar el término "digipiter", extrapolación de "repeater" (repetidor) pa-ra-que-se-pa-mos-to-dos-que-no-es-un-re-pe-ti-dor (?), la unidad receptora y emisora que sirve de repetidor de los mensajes que, en este caso escritos, lanzamos desde nuestra estación. Puestos a buscar eufemismos los hay que los denominan "nudos", que sería la castellanización de "nodos", que no significa otra cosa que nudo, o sea, estación que une. También lo tienen claro algunos que abandonan el término aficionados, o radioaficionados, para convertirse en "usuarios", castellanización de "users", nuevo vocablo procedente del inglés que transforma nuestra afición en una especie de asociación de consumidores.

No se alcanza a percibir bien hasta dónde llega la inconsciencia de los que claman porque el paquete es-la-ra-dio-del-fu-tu-ro, pidiendo que se controle el tema, porque parece que piden realmente que se controle a los demás, que "ellos son perfectos", y saben más que nadie lo que les conviene. ¡Qué sabrán de la radioafición estos cursis pseudooperadores de vanguardia, que empiezan por olvidar su idioma en un medio de comunicación cuya base es la escritura! ¿Se puede esperar algo de quien utiliza este moderno sistema como púlpito para colocarnos sus diatribas? ¿Es para eso la radio? O el otro, que "llena" los buzones con una carta "al presidente" solicitando explicaciones, como si fuese la sección de cartas al director del periódico de su pueblo. ¿Estos son los pioneros? ¿De éstos tenemos que aprender?

El primer problema que presenta la actividad radioeléctrica con soportes escritos -también RTTY- es que hay que saber leer y escribir, y de la lectura se aprende, y con la escritura se comunica. Antes de lanzar un comunicado por este sistema es obligado leer la normativa que regula la práctica de la radioafición, y la otra normativa, que aceptamos como tales radioaficionados que presumimos ser, que de forma tácita asume ciertas reglas de orden ético.

El sistema de los radiopaquetes se viene empleando con alguna reiteración para injuriar, y encima con escaso estilo y abundancia de faltas de ortografía y sintaxis, que se reflejan en las copias que circulan realizadas en las impresoras. Si además el aspirante o aspirantes a "flageladores permanentes del sistema" es o son socios de la URE, aquellos que no lo sean quedarán sorprendidos por la sustitución del foro asambleario y la controversia interna: por los buzones de depósito de los "mensajes", donde además de los españoles, cualquier otro radioaficionado podría intentar estudiar nuestro idioma traduciendo boletines sorprendentes, como a los que se alude.

Ya se apunta que es fundamental saber leer, y algunos demuestran que no saben y que, ahítos de protagonismo, predican de lo que no entienden, y sordos, ciegos y medio descalabrados argumentan desde la pequeñez de su horizonte exigiendo a los demás lo que ellos no saben ni tienen capacidad de hacer, y para colmo de desdichas, sin un mínimo respeto por la gramática, por la ortografía o por la sintaxis. En un programa de una emisora de FM, que dirige un conocido experto en DX, se le preguntaba al presidente de la URE si tenía algo que ver con la normativa de repetidores. La respuesta, a la gallega, vino a ser: ¿Si fueses presidente de una asociación de radioaficionados, grande, mediana o pequeña, y tuvieses oportunidad de influir en algún aspecto de una normativa sobre un tema del que ninguna otra asociación se preocupó, ni ningún radioaficionado de los que van por libre, tu influencia cómo sería: a la medida de la asociación que presides y que tienes la responsabilidad de administrar, o a la de las demás asociaciones que no se preocupan del problema, o a la de los aficionados que "pasan" de asociaciones?

Es que antes de comprar este nuevo juguete, que vale una pasta gansa, hay que ser un mediano mecanógrafo, tener cierta relación con los comandos de los ordenadores y saber leer para enterarse de la normativa que encauza la actividad del Servicio de Aficionados. Y luego, finalmente, saber escribir con un mínimo de ortografía y sintaxis. Decía, en un encuentro REP-URE, el presidente portugués que hablaría despacio en su idioma para que lo entendiesen mejor, pues no quería "estragar" el idioma de Cervantes. Cierto, pues por parte del presidente español, al querer apoyarse en la lengua gallega -que fue la de las Cantigas de Alfonso X el Sabio-, farfullaba un pupurri que lo único que consegía era "estragar" la lengua de Camoens. Con que entre los "users" del "paquet" se da el caso doloroso de que ignoran el idioma castellano y pretenden ser expertos en "digipeaters", usando la "gateway" mediante el "software" para luego obtener la "copy" en la "printer", previa grabación en el "flopy"..., aprovechando que la nueva técnica no provoca "pile-ups"; algo así como si acabasen de inventar el inglés-chelí-posmodernista.

La gramática es el arte de hablar y "escribir" bien un idioma. La ortografía es el arte de escribir "correctamente" las palabras. La sintaxis, el tratado de la relación y "ordenación" de las palabras en la oración y enlace de unas con otras.

En términos generales debemos ser cuidadosos en el uso -y aquí sí que sirve el término- de nuestro idioma. Más en aquellos radioaficionados que utilicen sistemas con soporte escrito. Se pueden disculpar errores en el código Morse -porque se está aprendiendo-, pero es difícil disculpar a quien predica sin dominar el más elemental de los medios de comunicación, que es el del idioma. Si presumen de ser tan espabilados para aprender a escribir los anglicismos -mal por lo que se ve-, tendrían que saber, como radioaficionados, que el código Q no tiene plural y, por tanto, no es correcto escribir QSO,s o QSL,s o CQ,s o QSY,s, y tampoco se entiende lo que se quiere expresar cuando se incluyen términos como SYSOP,s o BBS,s, y no digamos VHF,s, y ya, siguiendo con los papanatismos de la importación de terminajos, hágase con el mismo respeto que debemos autoexigirnos a nosotros para con nuestro idioma, con el del que bebemos, y escribamos "digigroup" y no "digigrup", porque si lo de "digi" viene de dígito: número que puede expresarse con un sólo guarismo, "grup" no figura ni en el diccionario de la Lengua inglesa ni en el de la española. Por otro lado, no sería la coma el signo a escribir en esas pretendidas pluralizaciones, sino el apóstrofe. Al utilizar una coma tras un nombre pretendiendo pluralizarlo, o siendo más correcto un apóstrofe , estamos expresando "de QSO", y siguiendo en los ejemplos "de QSL", "de QSY", "de BBS", "de SYSOP", "de DIGIGROUP", "de VHF", etc. Puestos a pluralizar tendríamos que escribir: SYSOPOS, DIGIGRUPOS, QSOS, QSELES, QSYS, BBESES, etc., pero desde la humildad de nuestra asociación mayoritaria, no caeremos en el error de "estragar" el idioma de Shakespeare.

Por lo menos mientras pretendamos que, además de ya ser reconocida nuestra asociación como de utilidad pública, se considere que también realizamos una actividad cultural.


Si has llegado hasta aquí, quizás te interese ver como siguió este asunto. Recogemos a continuación las cartas enviadas a la redacción por parte de: EC6PG, EA5BWO, EA2BAK, EA1AKU, EA7GBW, EA2XX y EA6GP; y publicadas al cabo de dos meses, con la inevitable respuesta "cariñosa" del Presidente a cada una de ellas. Réplicas y contrarréplicas PDF (9 páginas, 8 MB).

Obviamente esa era la postura oficial de la asociación entonces. ¿Y ahora? ¿Acaso ha manifestado, la Junta actual, algún cambio de posicionamiento?


Share on: facebook Google+ twitter
Accomodation in Barcelona
Members' corner

Nombre: Ràdio Club Barcelona
Indicativo: EA3RKB
Sede: Barcelona
Contacto: ea3rkb@fediea.org
Tel.: 932183967 - 938880099
Fundación: 1979
Cuota: 10 €/año
Hitos: cursos presenciales para la obtención de la licencia, boletines RCB, Concurso de HF Sant Jordi, Diploma Permanente, miembro fundador de la ACRE, asociación miembro de FEDI-EA expediciones, demostraciones, BBS de packet radio, Congreso SYSEA'99.

La foto de archivo

CQ ENCE 2 SBD
Ejercicio de Comunicaciones de Emergencia desde Sabadell.


Valid HTML 4.01 Transitional

Powered by iSolucions


Copyright © 1992-2017 EA Digital Federation (FEDI-EA)