EA Digital Federation

Notícias de radioafición


español
català
euskara
galego
english
français
english 2017-12-18 You are here: Home News La increíble teoría de las antenas crecientes (2.0)

La increíble teoría de las antenas crecientes (2.0)

"Hecha la ley, hecha la trampa" es el eslogan de una sociedad, la nuestra, que ha aprendido a sobrevivir a la (¿mala?) gestión de una Administración que no le escucha y le da la espalda.

Presentamos a continuación algunas ideas para disponer de la instalación de antenas de nuestros sueños, con el mínimo de inconvenientes. (Actualizado a 19/10/2015)


Consejos útiles para ser radioaficionado sin morir en el intento, aplicando paciencia, sentido del humor y lecciones que nos da la propia naturaleza, como el crecimiento de las plantas cuando llueve (o se riegan).

Ese es el enfoque que debemos dar al asunto cuando, una vez aprobado el examen de radioaficionado, recibido el diploma de operador y asignado el indicativo (autorización), nos dispongamos a solicitar la "licencia de estación": actuar como quien planta una "semilla", que con el tiempo se puede hacer enorme e incluso multiplicarse.

Esa "semilla" consiste en plantear el proyecto de nuestra primera instalación de antenas lo más sencillo posible, mejor si consta sólo de un tramo de mástil y una vertical de VHF, por ejemplo.

Como sabrás, el trámite de "licencia de estación" no cuesta dinero (no tiene tasa asociada), se puede repetir las veces que uno quiera, pero tiene un peligro: que la Jefatura Provincial de Inspección de Tele­comu­ni­ca­ciones (JPIT) no la considere una instalación "simple" y obligue a efectuarla a una empresa instaladora, lo cual disparará el presupuesto y nadie quedará contento: ni el radio­aficionado, porque no será exacta­mente como él la quería; ni el instalador, que, lo más probable, no estará especializado en lo nuestro y, encima, deberá aguantar las "manías" del radioaficionado. Mal negocio para ambos.

Es recomendable conseguir, a toda costa, que nuestra primera instalación sea "simple", también para minimizar el impacto con los vecinos.

Una vez tengamos perfectamente legalizada nuestra primera estación y la comunidad esté acostumbrada a que la antena forme parte habitual del "paisaje urbano", podemos ir dando rienda suelta al espíritu experi­mentador que llevamos dentro, realizando pequeños cambios, por ejemplo: añadir otro tramo de mástil, desplegar un dipolo de hilo, etc.

En este sentido, cabe destacar lo que recoge el Reglamento de Radioaficionados 2013 en su artículo 20, párrafos 3 y 4:

Una vez obtenida la licencia su titular podrá realizar con carácter experimental por un período máximo de 60 días cualquier modificación en las instalaciones y equipos que componen la estación, siempre que las mismas no afecten a la seguridad. En el caso de que dichas modificaciones se introduzcan con carácter permanente, el titular de la licencia deberá remitir a la SETSI, la documentación complementaria a la prevista en el artículo 19, con inclusión de las modificaciones introducidas.

No obstante lo especificado en el párrafo anterior, cuando la modificación incluyese el cambio de ubicación de la antena, su titular deberá solicitarlo a la SETSI utilizando el mismo procedimiento que si se tratase de la primera instalación.

N.B.: Hemos tachado el período máximo de 60 días porque hay una sentencia que reconoce que la experimen­tación no puede quedar limitada en el tiempo y que, siempre que no implique cambio de ubicación del soporte, las modificaciones, cuando sean permanentes, basta comunicarlas, no hace falta solicitar autorización de nuevo.

Los hay que llevan más de 30 años experimentando sin haber alcanzado aún el estatus de "permanente" (hi), lo cual, no sólo es perfectamente comprensible, sino también legal. Allí donde hubo inicialmente una simple "ground plane" en lo alto de un mástil, quizás hoy haya una torreta con varias antenas, rotor, etc., pero aún no es la definitiva, quedan muchas pruebas por hacer...

La experiencia nos demuestra la plena confianza que se puede tener en los radioaficionados, que miman sus antenas como nadie y que, en ningún caso, desean comprometer la seguridad de personas y bienes, aunque dispongan de un Seguro de Antenas, por otra parte obligatorio.

Esperamos que estos consejos os sean de utilidad, que, de hecho, no son tan originales, pues es lo que hemos hecho la mayoría de nosotros, empezando poquito a poco, desde jóvenes, con presupuesto reducido.


Share on: facebook Google+ twitter
10 razones para contratarlo

Nuestro Seguro de Antenas para radioaficionados, CB y SWL te ofrece:
  • la mejor cobertura del mercado (300.000,00 €)
  • derecho a Tráfico de QSLs, nacional e internacional
  • un Boletín Informativo cada trimestre en tu casa
  • un Certificado Oficial acre­di­ta­tivo del Seguro
  • asesoramiento Jurídico en caso de conflicto
  • Tranquilidad absoluta ante inclemencias meteorológicas
  • amplio cumplimiento del artí­culo 2º de la Ley de Antenas 19/1983
  • imprescindible para tramitar la Licencia de estación
  • Solidario con los proyectos humanitarios del tercer mundo

  • y el aval de una agrupación de radioaficionados de prestigio.
La foto de archivo

HAM RADIO'93
FEDI-EA en HAM RADIO'93.
Members' corner

Nombre: Associació Tecnoamics
Indicativo: ED3YBD
Sede: Molins de Rei (B)
Contacto: tecnoamics@fediea.org
Teléfono: 679966996
Fundación: 2012
asociación miembro de FEDI-EA Cuota: 35 €/año
Hitos: Repetidor UHF 439,350 MHz.



Valid HTML 4.01 Transitional

Powered by iSolucions


Copyright © 1992-2017 EA Digital Federation (FEDI-EA)